bienvenida al

blog de anima kosmos

Todo empieza con la respiración
Jon Kabat Zinn

 

Respira. Hoy simplemente céntrate en eso. En ser consciente de tu respiración. En llevar la consciencia a la respiración en cada momento del día.

Antes de cualquier tarea, respira. ¿Vas a fregar los platos? Respira. ¿Vas a trabajar en el ordenador? Respira ¿Vas a conducir? Respira ¿Vas a hablar con alguien de un tema complicado? Respira

Respirar conscientemente nos centra, nos calma. Nos hace estar presentes, aquí y ahora.

¿Te has fijado en cómo es tu respiración cuando te enfadas? ¿Y cuando estás estresado? ¿Y triste, realmente triste? ¿Es la misma respiración? ¿Respiras igual cuando estás alegre y tranquila?

Si todo está conectado, la respiración y las emociones también.

¿Has probado a adoptar los dos tipos de posturas corporales de lo que habla Amy Cuddy en su vídeo (enlace artículo anterior)? ¿Cómo es tu respiración en cada una de ellas? ¿Entra y sale la misma cantidad de aire, es más o menos fácil llenar los pulmones?

¿Respiras por la nariz, por la boca? ¿Se infla tu abdomen cuando respiras?

Podemos dejar de comer y de beber conscientemente, pero no podemos dejar de respirar. Es curioso, porque puedes regular tu respiración: más rápida, más lenta, más profunda, más superficial, más irregular, más rítmica…puedes aguantar la respiración… hasta cierto punto.

Necesitas que entre el aire en tu cuerpo, oxigenar la sangre, cada una de las células de tu organismo necesita del oxígeno para vivir y para desarrollar su tarea, su día a día. El oxígeno que está en el aire, bioquímicamente, se utiliza para contribuir a la generación de energía en las mitocondrias celulares. ¿Podríamos decir que el oxígeno es energía, que el aire es energía? ¿El Prana hindú (enlace)? Inspira. Siente la suave corriente deslizarse por tus fosas nasales y bajar frescamente para formar parte de ti. Llena tu cuerpo de energía.

E de igual manera que necesitamos que nuestros pulmones se llenen, necesitamos que se vacíen. Que el aire salga de tus pulmones contribuye a limpiarte. De hecho, la espiración es la vía más importante de limpieza corporal. Más que la orina, más que los excrementos. Espira. Nota como se vacían tus pulmones y sale el aire, subiendo por tu garganta hasta el exterior, dejando al cuerpo más sano cada vez.

Que tu espiración sea más larga que tu inspiración.

Existen muchísimos ejercicios para trabajar con la respiración: vinculados con las emociones, con los procesos mentales y la creatividad, con la meditación, con la voz, con la sanación… yo iré practicando y compartiendo los que conozco, y me encantaría que compartas también en los comentarios.

Pero por ahora…

Simplemente respira. Hazte consciente de tu respiración.

Experimenta con tu respiración hoy.